¿Por qué es importante la transformación digital?

Sep 15, 2016
Jorge Méndez

Por Caterina Sgnorino / Digital Marketing Strategy Consultant

o4-catpMucho ha sonado este concepto en los últimos años, pero pocas son las empresas que realmente saben cómo abordar el tema, que cada vez parece cobrar más importancia. Pero más allá de ser un tema obligado o no, lo primordial es entender su impacto en la cultura organizacional y las repercusiones que puede tener en la empresa.

Por un lado, existe un importante aspecto generacional en cuanto a digital se refiere. Para los individuos que se ubican entre los 15 y 35 años de edad, todas las tecnologías digitales son fundamentales. No es lo mismo para un jovencito de 15 años, que para un adulto de 30 años. Si bien el primero ya nació en una era completamente digital, el segundo no concibe ni entiende cómo trabajar sin internet ni sus medios. Podría decirse que casi nunca han usado el correo físico postal tradicional, que los “Baby Boomers” usaron con frecuencia.

Definitivamente las herramientas digitales son una obligación en el día a día actual y representan un factor de productividad fundamental para alcanzar objetivos empresariales. La adopción de tecnologías digitales tiene el impacto de mejorar procesos de comunicación, ventas y las labores cotidianas. Sincronizar varios dispositivos, por ejemplo, es una ventaja que presenta la tecnología frente al manejo casi obsoleto de agendas tradicionales.

El primer lugar desde donde parte la transformación digital, es realmente una transformación de negocio. Como organización, queremos de forma natural subir a las tendencias que verdaderamente están revolucionando el mundo y la forma de hacer las cosas. Por eso es necesario entender que no es obligatorio tener una idea enorme que “rompa el molde”, sino tan solo cambiar las formas de hacer las cosas.

La mayor parte de las empresas que vemos actualmente teniendo éxito en el ámbito digital no han inventado necesariamente un producto, sino que se enfocaron en unir las ventajas de lo digital con las necesidades que fomentan la demanda de un producto (transporte, alimentación, vestido, comunicación, entre otras) y dieron como resultado una nueva forma de hacer las cosas de forma innovadora. ¡Y eso es precisamente lo atractivo! Los consumidores quieren seguir comprando los productos que usualmente consumen, pero quieren una nueva experiencia, personalizada, cercana y que pueda ser tal como lo necesitan, o al menos tener la opción de escoger entre alternativas.

Puede resultar útil tomar como referencia el siguiente esquema que hemos trabajado en Headways Media. Se enfoca en todos los elementos críticos a tomar en cuenta a la hora de emprender el viaje hacia la transformación digital.

04-cat2

 

Camino hacia la Transformación Digital. (Headways Media 2016)

Como se muestra en la gráfica, hay dos direcciones hacia las cuáles apuntar en la transformación digital: clientes (externo) y empresa (interno). Ambos enfoques son fundamentales y se debe asegurar tener un equilibrio sano entre ambos frentes.

Cliente: es importante ofrecerle opciones al cliente que vayan de acuerdo con su estilo de vida. Social media, Mobile, personalización y experiencia son los elementos claves. La diferencia del approach digital al tradicional, es cómo la empresa se escabulle en la cotidianidad del usuario, sin llegar a ser intrusivo. ¿Cuáles son las aplicaciones que usan tus usuarios diariamente? ¿Qué contenido buscan/consumen? Es simplemente estar donde está tu audiencia, en el momento que hace más sentido para tu empresa: compra, investigación, consulta, ocio. Nunca se puede tratar digital como el marketing tradicional. Digital no se enfoca en alcance, pues ya sabemos que no es eficiente impactar a todos los usuarios. Digital se enfoca en utilizar la data para llegar a tus consumidores potenciales, pues serás mucho más eficiente si impactas a aquellos usuarios que pueden usar tus productos, los necesitan y están interesados en adquirirlos.

Empresa: aguas adentro de la organización, la transformación digital es clave para un dolor de cabeza que aqueja a muchas empresas: retención del talento. Las generaciones más jóvenes a nivel global, han mostrado valorar el trabajo en un entorno digital tanto o más que la remuneración monetaria. ¿Por qué?, sencillamente porque miran con beneplácito un ambiente que les abra puertas en lugar de limitar su rango de acción. También se traduce en beneficios para la propia empresa: ahorro en costo, gestión de proyectos/tareas a distancia, permite el trabajo de equipos a distancia, incremento de productividad y notoriedad de la propia marca empresarial, según el enfoque social que se le dé a la organización. Por ejemplo, una organización necesita entender cómo buscar candidatos en internet y más aún, cómo llamar su atención de forma positiva para que voluntariamente quieran formar parte de la empresa sólo con el contenido apropiado que se exponga en internet.

Sin duda no existen recetas exactas para toda empresa y producto. Cada caso debe evaluarse y trazarse un plan apropiado capaz de ser medido en el tiempo. Dicho plan debe ofrecer la oportunidad de posicionar a la empresa y producto en el lugar deseado. Por último, si anteriormente ya se hablaba de la importancia de la adaptación al cambio, en la era digital es mucho más importante. El ecosistema digital ha cambiado mucho en los últimos cinco años y seguirá cambiando cada vez más. Por esto, una estrategia flexible de transformación digital, le permitirá adaptarse de la mejor manera a sus necesidades según sea el caso.